Buscar

viernes, 31 de enero de 2014

Orinoterapia; Casos Reales: Gangrena, Enfermedades Cardiacas, Malaria



Gangrena: Los médicos tradicionales consideran sin cura la gangrena, literalmente la gangrena es la muerte del tejido en una extremidad y medicamente la única solución es la amputación.  John Armostrong no devolvió la salud de una sino de varias personas con gangrena, así que aquí tenemos algunos de esos casos:

1920: Su primer caso, “paciente de 53 años, había estado al cuidado de un medico de Bradford (una autoridad en ayunos), había tenido anemia, los pulmones presentaban signos de graves perturbaciones, tenía una condición gangrenosa en el pie, con una serie de erupciones cutáneas de varias dimensiones en ambas piernas, tenia ictericia y el abdomen hinchado y duro, el cuerpo delgado y flaco. El médico accedió al tratamiento, luego de 10 días ayunando a base de agua del grifo y su propia orina y frotándose el cuerpo y aplicándose compresas, los riñones e intestinos funcionaban haciendo horas extraordinarias, sus erupciones aumentaron, pero eran menos irritables, la respiración se normalizó, la paciente dormía mejor y su pie comenzó a dar signos de curación, a los 18 días de ayuno el pie estaba totalmente normal, la orina había formado una nueva piel, el pie se curó sin dejar ni siquiera una cicatriz.”

Mujer de 40 años: “Su pierna derecha se hallaba en tal estado de putrefacción que el médico  aconsejo la amputación, todo comenzó con una hinchazón en el tobillo, se sometió a muchos tratamientos, pero sus aflicciones aumentaban, sufría de estreñimiento grave, hemorroides, eccema, anemia, insomnio, tics nerviosos, depresión general, boca y lengua llagadas, dolor en la cara. Era una mujer de gran espíritu, pese a todos sus males; sin dificultades de persuasión comenzó el tratamiento, durante los primeros 5 días empezaron a desaparecer las erupciones y la piel de todo su cuerpo empezó a verse más saludable en todos los aspectos, el dolor del rostro desapareció al segundo día, comenzó a dormir bien, al fin de la primera semana sus riñones funcionaban bien, desaparecieron sus hemorroides, a los 15 días no había muestra de gangrena y su piel se regeneró, la pierna que había llegado a doblar su tamaño, ya era completamente normal, sin cicatrices, ya recuperada se sometió a una dieta de uvas, plátanos y tomates crudos, durante una semana y en pequeñas cantidades, añadiendo en la segunda semana leche fresca no pasteurizada, en la tercera semana volvió a una dieta normal, pero saludable.”

Mr. D.: “Gangrena diabética del antebrazo izquierdo, ayuno de 48 días, para la diabetes, brazo completamente normal tras 18 días y sin cicatrices.”



Enfermedades Cardiacas:

Mr. P.: “De mediana edad, no solo llevaba un año bajo supervisión médica aquejado de una enfermedad valvular del corazón, sino que iba a sufrir una operación exploratoria por un bulto sospechoso que tenía en el plexo solar, varias veces se había desmayado en la calle, llevaba consigo una tarjeta con instrucciones de lo que debían hacer cuando le diera una ataque, solo comía una vez al día, 5 días a la semana y ayuno a base de agua los fines de semana, el único ejercicio permitido era un corto y suave paseo. Al iniciar el tratamiento, se bebía su orina y se frotaba el cuerpo, también se lavaba con agua caliente del grifo, no acudió al doctor ni para observación, ni para la exploración, solo comía una vez al día, al mes mejoro tanto que volvió al trabajo, a las 12 semanas tenia salud completa, y no quedaba indicio de la enfermedad ni del bulto del pecho, hecho que su médico admitió alegremente, ni una sola vez desde que inició el tratamiento, tuvo un ataque al corazón y tenía tan poco miedo a una recaída que tiro sus pastillas. “

Mr. R.: “Enfermo cardiaco con hidropesía, pies, piernas y abdomen hinchados, el corazón dilatado, el doctor le dio solamente un mes de vida, fue inducido a probar el tratamiento en un establecimiento naturopata; pero no dio resultado y estaba en una condición tan critica que le pidieron que se fuera, pues esperaban que muriera en 15 días, en su caso el tratamiento había fallado porque no le acompaño del ayuno, pero después el naturopata Oliver Wanock, se hizo cargo de su caso, siguiendo la terapia como era, se curó en 6 semanas, bajo su peso de 70 a 50 kilos, había fumado en exceso y no aguanto, fumo durante el ayuno, lo que retraso el progreso un poco, luego retomo el tratamiento.”

Malaria: Enfermedad infecciosa caracterizada por fiebre intermitente consistente cada episodio de una fase caliente y una fría y otra de sudoración, todas las formas de malaria se deben a parasitos.

Joven de 17 años: “Muy débil, su temperatura era de 39.5°, el médico le dijo que en caso de producirse la recuperación aún quedaría enferma por 6 meses, teniendo luego 9 meses de convalecencia, su padre contacto a Armstrong, fue un caso difícil, finalmente consintió el ayuno, más agua del grifo, al sexto día de haber enfermado su temperatura seguía igual, su orina era espesa, mal oliente y concentrada. 24 horas después de iniciar el tratamiento la temperatura había descendido a 37.8° y su orina era más clara, a los 3 días la temperatura era de 36° y dos días más tarde era de 34.88°, la paciente estaba brillante y viva, el doctor estaba asombrado, rompió el ayuno a los 18 días, la piel era tan clara como la de un niño, a los pocos días se levantó y se sentía perfectamente.”

Mr. Q.: “Tipo atlético, temperado, poco comedor, contrajo malaria en oriente, la tuvo durante 3 años, 3n 1920 sufrió 36 ataques, su tratamiento duró 10 días, tomaba regularmente el agua de la vida.”


Estos son solo algunos casos, más adelante compartiremos otros referentes a otras enfermedades, esperamos que les sirva a manera de orientación.

No hay comentarios :

Publicar un comentario