Buscar

viernes, 25 de abril de 2014

Orinoterapia; Casos Reales: Cáncer, Tumores, Leucemia



Cáncer y Tumores: El cáncer es una enfermedad provocada por un grupo de células que se multiplican sin control y de manera autónoma, invadiendo localmente y a distancia otros tejidos; la malignidad del cáncer es variable, según la agresividad de sus células a demás características biológicas de cada tipo tumoral.

Mrs. R (1923): Cerca de los 40, condición anémica, por debajo de la altura media, por debajo del peso normal bulto del tamaño de un huevo de gallina en uno de sus pechos, diagnosticado como cáncer por el Dr. Rabagliati, rechazando la operación inmediata opto por este tratamiento alternativo, ayuno a base de orina y litro y cuarto de agua fría del grifo al día. El esposo le frotaba con su propia orina de la cabeza a los pies durante dos horas al día; llevando día y noche sobre ambos pechos compresas de orina. Curación en 10 días, 12 días después regreso donde el Dr. Rabagliati y no pudo encontrar rastro de anormalidad en el pecho, la anemia también desapareció, recupero su salud por completo.

1925: Mujer de mediana edad, tumor de ciertas proporciones situado cerca de la axila, dos cirujanos aconsejan operación, pero hacen una concesión a la sugerencia de una hija de que la paciente debe descansar y tomar una nutrición muy ligera antes de la operación, la iban a operar una semana después, la hija le convenció de comenzar el tratamiento en ese tiempo. En 5 días no quedaba rastro del tumor.

1927: Señora de 45 años, muy robusta, un gran ejemplo que demuestra que las operaciones simplemente tratan los efectos y no eliminan del cuerpo la casusa de la enfermedad. Tenía un tumor, en el pecho izquierdo, dos años antes le habían quitado el derecho por un tumor similar, ayunó y fue tratada con este método durante 19 días, tras los cuales informó que el tumor le había desaparecido totalmente, seguía siendo robusta, continuo el ayuno, al día 28 no tenía rastro del bulto, se veía más joven y mucho más delgada.




Leucemia: Conocida como cáncer hematológico, provoca un aumento incontrolado de leucocitos en las misma. Sin embargo en algunos tipos de leucemia puede afectarse cualquiera de los precursores de las diferentes líneas celulares de la médula ósea, como los precursores mieloides, monocitos, eritroides o megacariocíticos. El tratamiento básico incluye: quimioterapia, radioterapia, trasplante de médula ósea o de sangre de cordón umbilical, terapia biológica, medicamentos para tratar efectos secundarios del tratamiento (nauseas, o infecciones que se puedan presentar).

Mr. P. C.: Estaba demasiado enfermo para moverse por sí solo, tenía 48 años de edad, había perdido 25 kg. En un año y seis más durante unas semanas de tratamiento médico, según los doctores solo le quedaban 3 meses de vida, sometiéndose a un tratamiento de Rayos X y otros medicamentos. P. C. no estaba dispuesto a ayunar por un periodo tan largo, así que solo ayuno durante una semana, durante la cual le frotaron con orina, su esposa y amigos durante largos periodos (desde luego no omitió la parte esencial del tratamiento, es decir beberse su propia orina), mejoro tanto que podía caminar por su casa sin ayuda, rompió el ayuno, pero con la salvedad que Armstrong dictaba que y cuando debía comer, y sin abandonar los frotamientos y la ingesta de orina.

Durante la segunda semana su alimentación consistió en frutas frescas, principalmente manzanas, naranjas y plátanos, ensaladas, tomates, vegetales vaporizados, patatas con su piel, leche fresca (sin pasteurizar) y miel; todo en pequeñas cantidades; posteriormente agregó al menú carnes y pescados vaporizados, en resumen una dieta equilibrada, donde no entraba ningún alimento enlatado, procesado, o demasiado preparado.

Seis días después de iniciar el tratamiento, se repitió un análisis de sangre, mientras el primero mostraba que había 556.000 glóbulos blancos por encima de los rojos por milímetro cubico, el segundo mostraba menos de la mitad de esa cantidad, Mr. P. C. se alegró tanto que continuo con los ayunos, continuo durante 6 semanas más, el tercer y último análisis de sangre reveló que el contenido de esta era totalmente normal. Poco después de las 12 semanas de tratamiento, Mr. P. C. regreso a su trabajo.

Cabe mencionar que Mr. P. C. después de un tiempo de recuperar su salud (2 años, más  menos, tiempo en el que no tuvo siquiera un catarro), retorno a los malos hábitos alimenticios a pesar de algunos fórunculos y uno que otro catarro a modo de advertencia de su cuerpo, no prestó atención y murió durante un tratamiento médico por gripe seis años después de haberse recuperado de la leucemia.

Todo esto señala l verdad simple, de que todas las enfermedades, desde la anemia hasta el cáncer, siempre que no estén producidas por alguna alteración estructural o alguna causa psicológica profundamente asentada, tienen su origen en una alimentación equivocada. En la actualidad nos venden el cáncer, por radio, internet, prensa y televisión y puede que suene feo o insensible, pero es la realidad, en la salud como en otras áreas, nos venden miedo, graban en nuestra psiquis lo que ellos quieren, te preguntaras quien?, bueno solo analiza quien se beneficia más con una enfermedad.


Quizá aún te parece asquerosa esta terapia, quizá aún no creas o dudes, pero piensa si ya nadie te da más alternativas, que pierdes con probar, pero siempre ten en cuenta que si optas por esta terapia alternativa, debes estar dispuesto a cambiar tu forma de vida.                   

No hay comentarios :

Publicar un comentario