Buscar

viernes, 28 de marzo de 2014

El Poder de los Sueños

Fases del Sueño


Sin dudas este es uno de mis temas favoritos, y es que de verdad es por demás interesante, quizá muchas veces te ha parecido que tu no sueñas, pero la verdad es que todas las personas tenemos todos los días entre 5 y 7 sueños, con intervalos de una hora y media a dos (según cuantas horas duermes).


Pero, que son los sueños?

A ciencia cierta no existe una definición exacta, pero si teorías, en algunas se cree que son una manifestación de imágenes y a veces sonidos, que muestran interrelaciones comunes y no comunes; es un espejo que refleja algún aspecto de la vida o el inconsciente, en un escenario para ensayar posibilidades de expresión externas, una ventana de oportunidad para el autoconocimiento. (Stephan Koplan Williams).

Para nosotros los sueños, son una actividad neuronal de nuestro subconsciente, mediante la cual puede comunicarse nuestra alma, nuestros sentimientos o Dios mismo con nuestro consciente.

Como funcionan: Mediante estudios científicos con un electroencefalograma, se ha demostrado que la actividad del sueño sigue una serie de pautas de comportamiento cíclico y se divide en 2 fases: Fase NO-REM y Fase REM (que es durante la que se sueña). Estas fases se desarrollan en 5 etapas; 4 NREM (No REM) y 1 REM. Como decía estos ciclos duran aproximadamente de una hora y media a dos horas, y en cada ciclo la proporción de Fase REM, es progresivamente superior. Estas etapas se pueden describir de la siguiente forma:
  • (NREM1): La Primera etapa es un estado de transición entre el estado de vigilia y el sueño. En este estado aparecen las imágenes hipnogógicas. Normalmente pasa a la segunda etapa en unos pocos minutos.
  • (NREM2): Durante la segunda etapa, el cuerpo gradualmente se desconecta y las ondas cerebrales se hacen mayores.
  • (NREM3): La tercera etapa tiene lugar normalmente entre 30 y 45 minutos después de quedarse dormido la primera vez, se generan lentas Ondas Cerebrales Delta de mayor tamaños.
  • (NREM4): La cuarta etapa se conoce como sueño profundo o sueños delta; en esta etapa el corazón late a su nivel más bajo y se produce también la actividad cerebral más baja, durante esta etapa es donde se pueden producir episodios de sonambulismo. Después de la Etapa 4, los episodios NREM se invierten y regresan a la Etapa 2 y a continuación se entra en el Sueño REM.
  • (REM): Durante esta etapa algunas partes del cerebro están cercanas a la actividad normal del estado de vigilia, en esta etapa es cuando los ojos se mueven rápidamente, de aquí el acrónimo REM (Rapid Eye Movement, en español: Movimiento Ocular Rápido). El cuerpo se paraliza probablemente para prevenir que se realicen los movimientos que se producen en el sueño de forma real por el cuerpo, ya que esto podría poner en peligro la propia integridad física de la persona que sueña.

Generalmente solo podemos recordar los sueños cuando nos despertamos en medio de una Fase REM, o inmediatamente después de esta, pero sin duda es posible entrenar tu mente, no solo para recordar tus sueños, sino también para interpretarlos y para encontrar respuesta a algún problema o asunto que nos inquiete.


Fases del Sueño


Pesadillas: Estas no son más que sueños perturbadores, que pueden hacerte despertar de inmediato y sintiéndote con ansiedad, temor, etc., estos sueños pueden ser respuesta a situaciones o traumas reales o incluso algún aviso preventivo, es fácil eliminar o disminuir las pesadillas, solo es cuestión de saber programar tus sueños.

Sueños Recurrentes: Son aquellos que a través de tu vida, se repiten varias veces con variaciones mínimas, pueden ser la expresión de que tu inconsciente está procurando integrar episodios emocionalmente difíciles o que no has superado aún, generalmente se viven en forma de pesadillas, como es una forma de tu subconsciente de reparar heridas es común que estos con el tiempo desaparezcan.

Sueños Lucidos: Son los caracterizados por tomar plena conciencia y control de los sueños, puede ser un control espontáneo o inducido por la práctica y los ejercicios.

Interpretación: Para poder interpretar los sueños, se requiere de mucha práctica y estudio, existen muchos lineamientos que te pueden ayudar, básicamente lo primero es aprender a recordar los sueños, y para esto una de las técnicas más usadas es tener un Diario de Sueños, solo necesitas tener lápiz y papel cerca de tu cama y anotar todo lo que recuerdes, poco a poco y cada vez te será más fácil recordar tus sueños.

Programación: Antes de dormir repite con convicción aquello, sobre lo que quieres soñar (esto me funcionó para eliminar las pesadillas), quizá no te funcione a la primera, pero sigue tratando; si tu deseo es soñar con una persona en particular, puedes ver fotos de esa persona, minutos antes de irte a dormir.


Como vez este es un tema súper extenso, así que más adelante nos adentraremos un poco más en el maravilloso mundo de los sueños, compartiendo técnicas y experiencias que te ayuden a mejorar tu calidad de vida.


No hay comentarios :

Publicar un comentario