Buscar

viernes, 14 de noviembre de 2014

La Reflexología




Es una técnica de masaje zonal terapéutico que se aplica en manos y pies con el propósito de calmar ciertos males, aliviar tensiones y experimentar bienestar en todo el cuerpo; existen ciertas zonas en ambos pies y en ambas manos, donde se reflejan todos los órganos del cuerpo, al estimular esas zonas presionando con el dedo pulgar u otro dedo, se pueden calmar dolores, facilitando la eliminación de toxinas, previniendo ciertas enfermedades y disturbios de la salud.


Objetivo:

El principal objetivo es obtener una respuesta saludable de los órganos, sistemas o estructuras a través de la adecuada estimulación aplicada a sus correspondientes microreflejos, logrando con ello establecer el balance natural de la energía y funcionalidad armónica de todo el organismo.





Como realizar la Reflexología:

Se realiza con un masaje haciendo presión con el dedo pulgar  preferiblemente, pero se pueden emplear otros dedos de las manos, la persona debe estar colocada cómodamente sobre un cojín con sus pies posando sobre las rodillas de la persona que realizará la técnica. Al inicio nos debemos familiarizar con cada pie y con cada mano; tomándolos entre las manos durante al menos un minuto, la otra persona se relaja tomando respiraciones profundas (dos o tres).

El movimiento del pulgar o de los otros dedos sobre la parte masajeada debe ser lento, profundo y circular, en los puntos que reflejan los órganos del cuerpo. El secreto para utilizar la técnica del pulgar con éxito consiste en pasarlo sobre la zona refleja, doblando y desdoblando  ligeramente la primera articulación del pulgar y avanzando al tiempo que se aplica una presión firme y regular.

Dedicar más tiempo en ese punto reflejo que nos puede ayudar a solucionar un problema, es importante apoyar este movimiento desde el otro lado del pie con la presión ligera y uniforme de los otros cuatro dedos, opuestos al pulgar.





Precauciones:

Evitar el masaje en caso de heridas en los pies, problemas venosos, embarazo o enfermedades cardiovasculares.
Esperar al menos dos horas después de las comidas antes de efectuar el masaje.
Utilizar el masaje relajante una hora, media hora con cada pie o mano


A menudo esta técnica es muy utilizada para reducir el dolor, especialmente cuando se trata de dolor crónico y de enfermedades terminales, pero como siempre te recordamos, estas técnicas no sustituyen una consulta médica, así que si las realizas que sea con precaución y siempre busca asesoría de una persona experta.   

No hay comentarios :

Publicar un comentario