Buscar

martes, 4 de noviembre de 2014

Primeros Auxilios en Caso de Mordedura de Serpiente (Parte 2)






Ya antes compartimos los Primeros Auxilios Tradicionales que se dan en caso de la mordedura de serpiente, y hoy (como lo prometimos) traemos algunos tratamientos alternativos que se han utilizado a través del tiempo por nuestros antepasados en parte de latino América; desde luego esto no sustituye la atención médica y es muy personal y bajo su propia responsabilidad el optar o no por un tratamiento de este tipo.

Cabe mencionar que los primeros auxilios no deben variar en gran cosa y aunque ya los mencionamos aquí van de nuevo:

Primeros Auxilios:
Proteger a la persona mordida y a los demás de mordeduras adicionales; aunque en algunos lugares es importante conocer la especie de la serpiente, no se recomienda tratar de capturarla.

  • Mantener en calma a la victima pues el estrés aumenta el flujo sanguíneo, poniendo en mayor peligro a la persona. Además el pánico es contagioso y afecta el buen juicio a la hora de tomar decisiones.
  • Eliminar cualquier objeto que pueda constreñir la zona afectada, como se anillos, pulseras, tobilleras, o cualquier otro objeto que resulte peligroso en caso de hinchazón.
  • Limpiar la zona mordida con jabón para desinfectarla.
  • Mantener la extremidad mordida en una posición funcional y por debajo del nivel del corazón de la víctima, a fin de minimizar que la sangre vuelva al corazón y otros órganos.

Ahora bien si de tratamientos alternativos hablamos en la antigüedad y aún en la actualidad muchas culturas son fieles a tratamientos como los siguientes:

El veneno de ciempiés mezclado con la caña resulta en una infusión que contrarresta los efectos de la mordedura de serpiente, (como dicen para veneno contraveneno). Este remedio es especialmente utilizado por cortadores de café pues por la lejanía de algunas fincas resulta difícil acudir con prontitud a  un hospital y es muy posible que un hospital rural no cuente con el antídoto necesario; por lo que es muy común verles con una botella de aguardiente con un ciempiés en su interior, además los cortadores de café aseguran que después del ataque de una serpiente se debe ingerir la bebida poco a poco y el veneno será desechado por el cuerpo horas después por medio del sudor o en la orina.





Guaco o Huaco; está planta también es utilizada en gran parte de América Latina, también es utilizada en caso de mordeduras de alacrán o escorpión; se deben masticar aproximadamente unas cuatro hojas, y también preparar un té el cual se debe ingerir abundantemente; según dicen su sabor es amargo pero cuando comienza a hacer efecto pierde su consistencia y también se puede aplicar en la picadura, se sabe que muchas aves depredadoras de serpientes suelen comer estas hojas y frotas sus alas con el jugo de las mismas antes de atacar una serpiente.

La Orinoterapia también se ha usado para tratar envenenamientos de este tipo, utilizando compresas y desde luego tomándola en la forma que anteriormente ya hemos explicado.

También es conocido el uso de plantas como la serpentaria aplicada como jugo de las hojas o la raíz sobre la herida. También plantas como la sábila, Centoria, el Cedro del Himalaya, Lavanda (planta machacada en la mordedura), flores de retama, etc.




Y finalmente el Tabaco, que no solo es utilizado en ritos mágicos y religiosos, también sabemos que es usado en infinidad de recetas naturales y en este caso para contrarrestar el veneno de serpientes; u otros animales ponzoñosos, pues bien se colocan hojas de tabaco sobre la herida o en un caso de emergencia se machaca un puro, incluso es recomendable masticar estas hojas, y se sabe que ha servido de antídoto contra el veneno de serpientes muy peligrosas como la cascabel y felizmente has sobrevivido. En especial el tabaco es muy usado con este fin desde hace más de 300 años por comunidades indígenas de nuestra América, incluso el humo de tabaco aleja a las serpientes y es usado (masticado) por los migrantes que cruzan el desierto con rumbo a los Estados Unidos para alejar escorpiones y serpientes.

Como advertencia final, te recordamos que ninguno de estos tratamientos alternativos sustituye la atención médica por lo que a la brevedad es necesario buscar asistencia profesional y te recomendamos que si no tienes cerca un hospital y optas por estos tratamientos alternativos es preferible que lo lleve a cabo una persona con el conocimiento suficiente sobre el tema. Y desde luego esperamos que nunca tengas que acceder a ninguno de los dos tratamientos, así que mucha precaución cuando vayas al campo.
                                                                                                                        

Fuentes: Estudios Antropológicos de Ayer y Hoy (Angelina PollaK).
              Medicina Tradicional Venezolana
              El Agua de la Vida (John Armstrong)


No hay comentarios :

Publicar un comentario