Buscar

sábado, 6 de diciembre de 2014

Usos de la Aromaterapia




Como ya habíamos explicado la Aromaterapia además de trabajar a través del olfato también se emplea aplicándose directamente sobre la piel, pues los Aceites Esenciales están compuestos de moléculas sumamente pequeñas que penetran con facilidad a través de la piel, llegando hasta la sangre. La absorción de los Aceites Esenciales se facilita cuando estos se aplican ligeramente calientes, pero se debe tener la precaución de no calentarlos demasiado pues se pueden perder sus propiedades.

Como ya sabes los Aceites Esenciales se usan para el tratamiento de heridas, quemaduras, y dolores de cabeza, por lo que se combinan con la técnica de Los Masajes, de hecho, la fricción producida con los masajes ayuda a mejorar la penetración de los aceites a través de la piel. A los aceites tradicionalmente usados en los masajes, como el de Almendras, Ajonjolí y Oliva, se les puede añadir Aceites Esenciales que ayudan a provocar una sensación de bienestar, así como alivio del estrés y una notable mejora de la circulación.

Al utilizar los Aceites Esenciales sobre la piel conviene utilizar una manta o toalla para cubrir el área, pues así se disminuye la evaporación de los aceites en el aire y facilita su absorción a través de la piel. Debes tener muchísimo cuidado con el uso interno de los Aceites Esenciales, puesto que pueden causar reacciones adversas, por lo general el uso interno de Aceites Esenciales sólo debe llevarse a cabo bajo supervisión de personal calificado.





Usos Básicos:

En el Baño: Puedes echar varias gotas de Aceites Esenciales sobre el agua tibia en una bañera y luego sumergirte durante 15 o 20 minutos, de esta forma estarás aspirando el vapor de los Aceites Esenciales y permitiendo que penetren a través de tu piel. Si prefieres puedes mezclar de 3 a 5 gotas de Aceite Esencial con tres cucharadas de miel de abeja antes de echarlo al agua.

Inhalación: Puedes echar algunas gotas en un pañuelo y oler o puede echar de 6 a 12 gotas en una olla con agua hirviente, luego utilizas una toalla o manta para cubrir tu cabeza y la olla mientras inhalas el vapor durante varios minutos, debes tener la precaución de no acercarte demasiado pues corres el riesgo de quemarte la cara con el vapor.

Difusión: En las tiendas locales de tu país puedes encontrar una amplia variedad de productos para llenar el espacio de cualquier habitación u oficina con el aroma de los Aceites Esenciales. Estos productos se llaman difusores o atomizadores, y su función es esparcir estos aceites formando una pequeña nube de diminutas partículas; estos difusores te pueden ser de mucha utilidad en caso de sufrir alguna afección respiratoria o simplemente para llena el aire con su agradable fragancia estimulante o calmante.

Masajes: Fue la bioquímica francesa Marguerite Maury, quien reintrodujo el antiguo uso de los Aceites Esenciales en la práctica de los masajes. Los Aceites Esenciales al ser aplicados sobre la piel pueden tener una gran variedad de efectos, algunos pueden ser calmantes, otros estimulantes, mientras que otros son empleados para aliviar dolores y malestares musculares. Algunos masajistas también los usan para ayudar a limpiar de toxinas el sistema linfático. La utilización de Aceites Esenciales es muy común en el Masaje Sueco, el tipo de masaje terapéutico más usado en occidente. El uso de Aceites Esenciales puede ayudar a incrementar la sensación y los efectos de cualquier tipo de masaje.

Compresas: Pueden ser frías o calientes y se utilizan para aliviar dolores de cabeza y molestias musculares, se pueden añadir de 5 a 10 gotas de aceite a 4 onzas de agua, se empapa una toalla o manta en esta solución y se aplica sobre el área afectada.


Con esto hemos compartido contigo lo más importante con respecto al tema de la Aromaterapia y Aceites Esenciales, esperamos que te sea de mucha utilidad y que puedas incursionar en este saludable e interesante campo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario