Buscar

martes, 13 de enero de 2015

Dieta Mediterránea





Últimamente se ha puesto muy de moda esto de la Dieta Mediterránea y más con esto de las recién pasadas fiestas navideñas, por eso en este post te explicamos que es y porque es tan buena, así que pilas!!!

Pues bien la Dieta Mediterránea es todo un estilo de vida, (de ahí que la palabra dieta se deriva del término griego dayta, que significa estilo de vida equilibrada); combina ingredientes de la agricultura local, las tradiciones de cada lugar, que desde luego al unirse con una disciplinaria rutina de ejercicios moderados y el favor de un buen clima contribuyen a completar este estilo de vida.

Este sistema es toda una herencia cultural que con simplicidad y variedad nos brinda una combinación equilibrada y completa de los alimentos, basada en productos frescos, locales y de temporada en la medida de lo posible. Abraza a todos los pueblos de la cuenca mediterránea, constituidos de paisajes, cultivos y técnicas de cultivo, de mercados, de elaboraciones, de espacios y gestos culinarios, de sabores y perfumes, de colores, de tertulias y celebraciones de leyendas y devociones, de alegrías y tristezas, de innovación tanto como de tradiciones.

La Dieta Mediterránea ha sido transmitida de generación en generación desde hace siglos por lo que está íntimamente vinculada con los pueblos mediterráneos, pero también ha ido evolucionando, acogiendo e incorporando sabiamente nuevos alimentos y técnicas fruto de la posición geográfica estratégica y de la capacidad de mestizaje e intercambio de los pueblos mediterráneos.

Los ingredientes básicos y primordiales de la Dieta Mediterránea es una trilogía conformada por el trigo, la vid y el olivo; a estos se le suman las legumbres, verduras, frutas, pescado, quesos, frutos secos, a los que se les añade un condimento esencial, con la abundancia de vegetales, pan, pasta, arroz, verduras, el consumo moderado de mariscos, aves de corral, yogurt, huevos y el consumo de pequeñas cantidades de carnes rojas y aportes diarios de vino consumido generalmente durante las comidas, reflejan en la buena salud de las personas que la consumen por el aporte adecuado de macronutrientes y por su bajo contenido de de ácidos grasos saturados y alto en monoinsaturados, así como en carbohidratos complejos y fibra, añadiendo los derivados de su riqueza en sustancias antioxidantes.


Si te gustó el post y estas interesada o interesado en comenzar una dieta de este tipo, (previo a consultar con un experto/a) no te pierdas el siguiente post pues compartiremos algunos menús para que inicies en este estilo de vida saludable.            


No hay comentarios :

Publicar un comentario